Al conocer el quién, nos dice el qué.

Datos precisos sobre la diabetes ayuda a Nueva Zelanda a brindar atención adecuada y oportuna.

La diabetes es una condición en la que el páncreas no logra producir suficiente insulina o el cuerpo es insensible a la insulina que está presente en él, lo que se deriva en un exceso de glucosa en la sangre. La atención a los pacientes que sufren de esta condición es extremadamente importante ya que a menudo la diabetes provoca otras complicaciones, incluyendo morbilidad importante, mortalidad y altos costos en cuanto a atención médica.

Al Ministerio de Salud de Nueva Zelanda le era difícil estimar con precisión el número de casos en el país ya que no se recolectaban datos de forma consistente en los hospitales y consultorios. Con la ayuda de las capacidades de análisis de datos de SAS, el organismo creó un registro para predecir con exactitud la prevalencia de la condición y ayudar a diseñar políticas de salud pública efectivas para apoyar las mejoras a la calidad clínica.

Los consultorios de medicina general ya saben cuántos [pacientes diabéticos] tienen- el VDR puede ayudarles a predecir quién está en riesgo de modo que puedan estar preparados.

Dr. Paul Drury
Director Clínico del Centro de Diabetes de Auckland, y Director Médico de NZSSD

Seguimiento a la población de diabéticos

El Ministerio de Salud, en colaboración con experto de la Sociedad del Estudio de la Diabetes de Nueva Zelanda (NZSSD, por sus siglas en inglés), estableció un Registro Virtual de Diabetes (VDR) que combina y filtra varias fuentes de información médica con el fin de determinar con exactitud cuántas personas son diagnosticadas con dicha condición, así como predecir quién tiene posibilidades de desarrollarla en el futuro.

El doctor Paul Drury, Director Clínico del Centro de Diabetes de Auckland, y Director Médico de la NZSSD; la doctora Sandy Dawson, Asesora Clínica; y Emmanuel Jo, Especialista Técnico del Personal de Salud del Ministerio de Salud de Nueva Zelanda, han tenido una participación clave en el establecimiento del VDR.

“Antes, utilizábamos encuestas nacionales para medir la diabetes en la comunidad. Sin embargo, esto era muy lento, costoso y tenía un alto índice de error”, afirma Jo. “Ahora, la calidad de los datos dentro del VDR está ofreciendo la precisión e inmediatez que necesitamos”.

Se utilizaron seis grandes bases de datos para establecer el VDR: admisiones hospitalarias codificadas por diabetes; asistencia de pacientes por diabetes y revisión retiniana por diabetes; prescripciones de terapias antidiabéticas específicas; órdenes de laboratorio para hemoglobina glicosilada (HbA1c), que es un indicador para el control de la diabetes; y el registro de salubridad primario (médico general).

Usando el software de SAS, se creó y modificó un modelo analítico para mejorar la sensibilidad y la especificidad, y después se validó con los registros de atención primaria.

Y agrega que surgió el nuevo reto de vincular las seis fuentes de datos e integrarlas con el número de salud del paciente para determinar si necesitaban contactar a su centro de salud local – un proceso que, asegura, tomó años refinar.

Pero Drury asegura que los resultados iniciales fueron impresionantes. “La estimación inicial antes de que el VDR se refinara mostraba que 210,679 personas, un 4.88 por ciento, tenían diabetes en Nueva Zelanda al 31 de diciembre de 2009, siendo la población del país de 4,315,355 habitantes.
El VDR produjo una estimación final de 189,256 personas, o 4.39 por ciento, con diabetes”.

Agrega que la prevalencia de la diabetes también mostró una clara diferencia entre europeos/ otros versus no europeos/otra etnia. “La gente de la India o del Pacífico tienen la tasa de prevalencia de diabetes más alta”, asegura Drury. “Esto significa que podemos dirigir las políticasde salud en este grupo”.

Una planeación de las políticas de salud más efectiva

Además de predecir con mayor exactitud el número de gente con diabetes, el VDR se utiliza paran planear los servicios de salud y las políticas relacionadas.

“Tenemos 20 diferentes Consejos de Salud de Distrito (DHB), y los datos pueden mostrarles cuánta gente diabética vive en su área”, apunta Drury. “Los doctores generales deberían saber ya cuántos tienen, pero el VDR también puede ayudarles a predecir quién podría estar en riesgo, de modo que puedan estar preparados. Al conocer las poblaciones donde la diabetes es más común, es posible enviarles más recursos para mejorar la calidad clínica.

También la privacidad es un factor muy importante, pero Drury dice que el acceso a los datos del VDR está regulada. “Hemos creado el VDR para asegurar que existe privacidad alrededor de la información de los pacientes. Cada DHB de este año puede tener acceso a éste y ver sus datos. Los médicos generales no tienen acceso abierto al registro – sólo es para quienes están involucrados directamente en la atención médica de esa persona en particular”.

100 millones de filas de datos con SAS

El VDR depende de SAS para realizar la gestión de los datos analíticos. “SAS es la única herramienta que es capaz de enfrentar la cantidad de procesamiento de números que necesitamos”, dice Jo. “Algunos de los conjuntos de datos que usamos son muy grandes, algunos tienen más de 1 millón de filas de datos por mes. Algunas veces necesitamos regresar diez años, así que estamos buscando trabajar con más de 100 millones de filas de datos. SAS es la mejor
herramienta que nos permite hacerlo”.

En el futuro, se seguirán agregando más criterios al DVR para monitorear los cambios. “Los criterios de hace cinco años se volverán menos precisos a medida que cambie la ciencia médica, de modo que nuestros sistemas con SAS están creados para poder responder fácilmente a esos cambios”, añade Drury.
Por su parte, Jo asegura que es muy fácil cambiar los modelos analíticos en la solución de SAS. “Es
un sistema bien construido con programación robusta”, dice.

Jo y Drury están muy satisfechos con el apoyo que han recibido de SAS para crear el VDR y con los efectos positivos que ha tenido éste para manejar la diabetes en el país.

“El DVR es valioso para monitorear la prevalencia nacional y apoyar las mejoras de la calidad clínica”, afirma Drury. “Asimismo, podrá aplicarse a otras áreas y proyectos futuros para investigar la correlación entre ambas áreas o entre muchos otros factores”.

Ministry of Health Logo

Desafío

Obtener información precisa del número de gente con diabetes en Nueva Zelanda

Solución

Beneficios

  • Seis fuentes de datos vinculadas e integradas con el número de salud de los pacientes.
  • Grupos identificados con mayor índice de prevalencia.
  • Pueden predecir quién puede estar en riesgo para asegurar los recursos adecuados que están disponibles.

 

Los resultados que se ilustran en este artículo son específicos a las situaciones, modelos de negocios, datos aportados y entornos de cómputo en particular que se describen aquí. Cada experiencia del cliente de SAS es única basada en variables de negocios y técnicas y todas las declaraciones se deben considerar no típicas. Los ahorros, resultados y características de desempeño reales variarán dependiendo de las configuraciones y condiciones de los clientes individuales. SAS no garantiza ni augura que todos los clientes lograrán resultados similares. Las únicas garantías aplicables a los productos y servicios de SAS son aquellas que se estipulan en las declaraciones de garantía explícitas en el contrato por escrito relativo a dichos productos y servicios. No se debe considerar que nada de lo aquí mencionado constituye una garantía adicional. Los clientes han compartido sus éxitos con SAS como parte de un intercambio contractual convenido o resumen de éxito de proyectos tras una implementación exitosa de software de SAS. Los nombres de marcas y productos son marcas comerciales de sus respectivas compañías.

Back to Top