Noticias / Comunicados de Prensa

SAS MÉXICO
SAS Institute SA de CV (Mexico)
Paseo de la Reforma 505 Piso 38
Torre Mayor Col Cuauhtemoc
06500 México D. F.
MEXICO
Teléfono 52 (55) 5000 3800
informacionmx@sas.com

Press Release

Versión para imprimir Versión para imprimir

Noticias

 

Información que marca la diferencia

La gestión de la información debe ser estratégica, ante el cambio de paradigma de no tener información, a cómo procesar grandes cantidades para obtener datos relevantes.
Tan sólo en Estados Unidos, los negocios sufren pérdidas de más de 600 bdd al año por la baja calidad de datos que manejan, de acuerdo con The Data Warehousing Institute.

México, D.F.  (21 Jun. 2012)  – Las grandes cantidades de datos generados cada día a nivel mundial plantean un cambio de paradigma: el problema no es tener información, sino cómo la procesamos para, desde el punto de vista organizacional, filtrar cuál es relevante y cuál no lo es.

De acuerdo con The Data Warehousing Institute, tan sólo en Estados Unidos, los negocios sufren pérdidas de más de 600 bdd al año por una baja calidad de datos. DataFlux, una división de SAS Institute, reporta que 88% de los proyectos de integración de datos fallan por problemas en la calidad de los mismos. Y es que  en muchas ocasiones los datos en las empresas son de difícil acceso y están “contaminados” por otros inservibles. Al no disponer de soluciones analíticas, las bases de datos que han conseguido almacenar información relevante no pueden rentabilizarse al máximo.

En México, dado que el ámbito empresarial también ha ido evolucionando, la necesidad de un acceso rápido a la inteligencia de calidad y autonomía en el negocio ha hecho imperativo y complejo gestionar los activos de información de manera más eficaz y eficiente.

Para sacar el máximo provecho de las oportunidades, las organizaciones deben maximizar el valor empresarial de la información y aprovechar todas las tecnologías de gestión de datos. Las recompensas irán más allá de la agilidad, la adaptabilidad, la innovación, y finalmente de la ventaja competitiva. 

El plan para la evolución del activo más estratégico de la organización

La gestión de la información no es un producto, sino más bien una estrategia o enfoque de las organizaciones para aprovechar la información como un activo atractivo, independientemente del tipo o la fuente. Esta herramienta es clave para la toma de decisiones dentro de una organización, sin embargo, pese a no ser reconocido, pocas son las compañías que han logrado desarrollar sistemas eficaces de gestión de su información. Nos referimos a un plan de administración continua de la información a través de soluciones tecnológicas unificadas, estrategias y servicios de implementación que abarcan datos, analítica y gestión de decisiones; la cual permite a las organizaciones aprovechar y gobernar plenamente sus activos de información permitiéndoles obtener una ventaja competitiva y un éxito sostenido en sus negocios.

Los beneficios van desde la reducción de costos al utilizar la información correctamente, hasta el incremento de productividad y valor para el negocio. Un aspecto importante es el rol estratégico que puede tener el área de TI apoyando a otras áreas como ventas y atención al cliente para facilitar la recopilación y administración de datos para transacciones, compras, pagos, quejas, entre otros.

Para lograr una gestión estratégica se requiere:

  • Reconocer a la información de la empresa como un activo estratégico de fabricación que debe ser manejado como tal.
  • Un proceso de definición y gestión para el diseño y el modelado.
  • La integración contextual de todos los datos sin importar el tipo (estructurado, semi-estructurado o no estructurado), origen (interno o externo) y ubicación.

Así como la analítica se aplica a diferentes problemas de negocio para ganar eficiencia y generar valor, sirve para optimizar las rutinas de gestión de la información, sentando las bases de un enfoque estratégico de administración de la información.

Un proceso en tres pasos

Existen formas diferentes de afrontar el reto de una óptima gestión de la información, pero para garantizar el éxito es fundamental seguir  tres pasos claramente definidos:

  1. Planificación: es vital fijar objetivos claros primero y diseñar una estructura tecnológica que permita lograrlos; de lo contrario la empresa puede ahogarse en sus propios datos al no ser capaz de gestionarlos o disponer de demasiadas soluciones tecnológicas sin ninguna utilidad.
  2. Almacenamiento de los datos: en esta fase son imprescindibles las soluciones de extracción, transformación y carga de datos, las cuales los detectan, integran y limpian antes de almacenarlos. Se requiere una gran flexibilidad en la acumulación y el acceso a los datos, así como tecnología de seguridad, reserva y recuperación necesaria para el manejo de grandes volúmenes de información.
  3. Implementación de soluciones de inteligencia: éstas deben permitir el análisis de datos para obtener conocimiento inteligente a partir de los mismos.  En esta fase existen soluciones con distintos grados de complejidad, comenzando por algunas sencillas de reporting que elaboran informes predeterminados con tan sólo pulsar una tecla. Les siguen las aplicaciones OLAP (online analytical processing) que permiten a los usuarios diseñar sus propios procesos de gestión de datos para obtener conocimientos muy precisos. Finalmente, las más poderosas son las soluciones analíticas de minería de datos, las cuales ofrecen respuestas a las preguntas clave para tomar decisiones a través de la aplicación de modelos matemáticos (estadística, detección de valores extremos, redes neuronales, árboles de decisión, regresiones, etc.).

Muchas organizaciones aún se centran casi exclusivamente en tratar de mejorar la gestión de sus datos estructurados. Pero dondequiera que se encuentre en su camino para obtener el máximo valor de la información, requiere de una plataforma completa de tecnología integrada con la que pueda conseguir integrar, analizar y desplegar la información en toda la organización. Se necesita una estrategia coherente impulsada por equipos multi-funcionales, así como un plan para la evolución del uso del activo más estratégico de la organización.

SAS® proporciona un entorno único de soluciones, herramientas, metodologías y flujos de trabajo que permiten a las empresas gestionar los datos como un activo valioso e impulsar tanto los principales procesos operativos, como la toma de decisiones estratégicas.

 

RECURSOS ADICIONALES

SOBRE SAS

SAS es la compañía líder en soluciones de business intelligence y análisis avanzado, y el mayor proveedor independiente de business intelligence del mercado. Con innovadoras soluciones de negocio construidas sobre una plataforma de inteligencia de negocio, SAS ayuda a clientes en más de 50.000 instalaciones a mejorar el rendimiento y obtener valor a través de la toma de mejores decisiones. Desde 1976, SAS proporciona a sus clientes en todo el mundo The Power to Know® .

Más Comunicados

Copyright © SAS Institute Inc. All Rights Reserved.

Contacto Editorial: