Clientes /

SAS Institute
Parque Empresarial Delta Norte
Avda Manoteras, 44
28050 Madrid
91 200 73 00
www.sas.com/offices/europe/spain/success/

Clientes

Versión imprimibleVersión imprimiblePDF PDF

Clientes

 

Crédito y Caución integra la calidad de datos en su modelo de gestión

Crédito y Caución es la primera aseguradora de España en el segmento de cobertura de riesgo de impagos, tanto en operaciones nacionales como de exportación. A nivel mundial, es uno de los tres operadores globales del sector, el único de capital 100% español. Desde su creación en 1929 es una referencia indiscutible del negocio de seguros de crédito en España, con una cuota de mercado que en el entorno del 54%. Su cartera de clientes la componen más de 17.000 empresas que en el último año generaron más de dos millones de clasificaciones de riesgo en sus operaciones comerciales. Desde el año 1997 está presente en el mercado portugués, donde es el segundo operador del sector de seguros de crédito. En el año 2007 inició actividades en Brasil, donde también es el segundo operador. Está integrado en el Grupo Atradius, líder mundial del sector de seguros de crédito, presente en 45 países y con una facturación superior a los 1.500 millones de euros.  

Las pólizas de Crédito y Caución garantizan a sus clientes el pago de las facturas emitidas en sus relaciones comerciales. Para determinar ese riesgo Crédito y Caución necesita información abundante y precisa de los clientes de sus clientes. Es su principal activo. De la calidad de los datos que conforman esa información depende en gran medida la eficiencia del servicio que Crédito y Caución presta a sus clientes.

Como todas las compañías aseguradoras europeas, Crédito y Caución tiene que adaptarse a las exigencias de la nueva normativa comunitaria sobre requerimientos de capital conocida como Solvencia II, que será de obligado cumplimiento a partir de enero de 2014. Solvencia II no sólo contiene exigencias financieras, sino que incluye requerimientos sobre la calidad de los datos que manejan las compañías aseguradoras. Con Solvencia II, la exactitud en la información ha dejado de ser una opción. La calidad del dato es esencial para la toma de decisiones, y para certificar el cumplimiento de las exigencias del nuevo marco regulatorio de las aseguradoras.

Crédito y Caución se enfrenta a la exigencia de cumplir los requerimientos de Solvencia II con una visión estratégica que va mucho más allá de lo que plantea la directiva comunitaria. "La información es nuestro principal activo", señala Miguel Ángel Serantes, Director de Desarrollo IT de Crédito y Caución, "somos expertos en localizarla, almacenarla, analizarla y obtener de ella inteligencia de negocio para nuestras actividades. El reto de Solvencia II era la oportunidad para incorporar el ratio de la calidad a la gestión de esa información e integrarlo en nuestros procedimientos. No nos limitamos a cumplir unas exigencias concretas, sino que apostamos por impregnar de máxima calidad toda nuestra operativa de gestión de datos. Hemos transformado Solvencia II en un proceso de la compañía, integrado en nuestro entorno de Busines Intelligence".

El primer paso para asumir este reto exigía hacer una evaluación de la calidad de los datos que manejaba Crédito y Caución. "Aprovechamos la opción de evaluación que nos proporcionaba la solución DataFlux de SAS para hacer un análisis de la calidad de nuestros datos", añade Serantes. "El resultado nos reveló que aún quedaba un camino que recorrer. Hay que tener en cuenta que muchos de nuestros datos, nombres de empresas, teléfonos, códigos fiscales, etc. proceden de fuentes públicas, de terceros, que tienen diferentes niveles de incorrección. A partir de ahí decimos diseñar e implementar un modelo de calidad en la gestión de datos y apostamos por SAS, que integramos en nuestros sistema de gestión".

Miguel Ángel Serantes y su equipo elaboraron las bases de la política de gestión de datos de la Compañía, estableciendo los criterios esenciales que debían cumplir los datos que se manejaban: tenían que ser exactos, completos y adecuados a la operativa de la compañía. Determinaron los diferentes niveles de propietarios de los datos, que serían los responsables de su contenido, definición, uso y administración. Establecieron ratios de cumplimiento para cada categoría de datos, de modo que  a través de un sistema de indicadores se pudiese tener una visión inmediata del nivel de calidad de cada dato.

"Nos decidimos por la solución de SAS por diversas razones, asegura Serantes. SAS es nuestro proveedor de soluciones de gestión de la información desde hace muchos años. Nuestra relación es muy fluida. En Crédito y Caución hay un equipo residente que colabora estrechamente con nuestro departamento de IT. Todo esto ha ayudado a una integración eficiente de DataFlux en nuestro sistema de gestión de la información. Se trata de una solución que se ajusta a nuestras necesidades. Permite establecer criterios y atributos para definir la calidad de los datos; tiene opciones de evaluación de los mismos; identifica los problemas de calidad y permite remediar las incorrecciones; es una solución que facilita la implementación de estrategias a largo plazo y nos da acceso a una monitorización permanente de la calidad de nuestros datos".

El proceso de implementación del sistema de control de calidad de los datos de Crédito y Caución ha durado aproximadamente un año. Aunque, como asegura Serantes, se trata de un procedimiento que no tiene fin. El control de calidad de datos está en evolución permanente.

Las ventajas y beneficios de esta estrategia y de la solución tecnológica implementada han sido evidentes desde el primer momento. "Para empezar, señala Serantes, tenemos una política de datos definida y conocida por toda la compañía. Sabemos lo que hay que hacer con los datos y quien es el responsable de cada uno de ellos. Sabemos donde están las deficiencias en los datos y cómo corregirlas. Además, la solución SAS nos proporciona información sobre la causa de los errores en los datos. En fases posteriores vamos a obtener ventajas más cualitativas, como la definición de objetivos de calidad para cada dato, lo que permitirá focalizar los controles en aquellos que sean relevantes para el negocio".

El objetivo de Crédito y Caución es alcanzar un 100% de calidad en la gestión de datos generados por la propia compañía, sobre los que puede establecer un control riguroso. Respecto a los datos de fuentes externas, sobre los que Crédito y Caución no tiene control directo, se aspira a establecer criterios de normalización para llegar  a ese máximo de calidad.

 

Los resultados referidos en este artículo son específicos para la situación, modelo de negocio, datos y entorno informático particulares descritos en el mismo. Cada experiencia de un cliente de SAS es única dado que se fundamenta en variables de negocio y técnicas específicas y cada afirmación debe considerarse como propia de dicho cliente. Los retornos de inversión, resultados y características de ejecución variarán dependiendo de la configuración y condiciones específicas de cada cliente. SAS no garantiza ni se compromete a que todos los clientes obtengan resultados similares. Las únicas garantías que se otorgan sobre los productos y servicios de SAS son aquellas expresamente recogidas en los contratos que se suscriban relativos a los mismos; en consecuencia nada de lo expuesto en un caso de éxito deberá ser interpretado como la concesión de una garantía adicional. Nuestros clientes comparten su éxito con SAS como parte de un acuerdo contractual de intercambio o como resumen de un proyecto exitoso, una vez realizada una implementación del software de SAS con éxito. La marca y los nombres de productos mencionados son marcas registradas de las compañías respectivas.

Copyright © SAS Institute Inc. All Rights Reserved.

Miguel Angel Serantes, Director de Desarrollo de IT de Crédito y Cuación

Crédito y Caución

Reto:

Cumplir con los requerimientos sobre calidad de datos impuestos por Solvencia II

Solución:

SAS Dataflux.

Beneficios:

Incorporar el ratio de calidad a la gestión de toda la información de la compañía e integrarlo en su operativa de gestión de datos.

La solución de SAS para calidad de datos nos permite establecer criterios y atributos para definir la calidad de los datos; tiene opciones de evaluación de los mismos; identifica los problemas de calidad y permite remediar las incorrecciones; es una solución que facilita la implementación de estrategias a largo plazo y nos da acceso a una monitorización permanente de la calidad de nuestros datos

Miguel Angel Serantes

Director de Desarrollo IT de Crédito y Caución

Más información: